El Bueno, el Feo y el Malo (Western classic)

western seguros bueno malo aseguradoras

¿Qué diferencias hay entre las aseguradoras recomendable, poco recomendables y peligrosas?

Tanto si eres el asegurado como el perjudicado, habitualmente las aseguradoras recomendables pagan lo que toca cuando toca y las malas no pagan lo que toca cuando lo deben hacer. Cuando te encuentres que deben pagarte y no lo hagan estarás en uno de estos tres escenarios y tardarás lo siguiente:

Escenario 1: Debes reclamar a tu propio seguro.

Entre el trámite pericial del artículo 38 de la Ley de Contrato de Seguro y la posterior demanda judicial que deberás plantear a la aseguradora porque no querrá pagar la tasación de los daños acordada por los peritos, te tirarás entre dos y diez años entre litigios, ejecuciones de sentencias, recursos y demás historias aparte de gastarte dinero en peritos, abogados y procuradores.

Escenario 2: Debes reclamar al causante del daño y a su aseguradora de responsabilidad civil.

Dependiendo si se trata de un accidente de tráfico o no, te pasarás entre dos y ocho años entre reclamaciones y juzgados

Escenario 3: Denunciar una infracción que ha cometido la aseguradora ante la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (el supervisor del mercado).

Aquí sólo podrás plantear las infracciones, y aunque la norma diga que la administración tiene cuatro meses para resolver tu caso, más el mes previo donde el seguro debe resolver tu reclamación remitida por escrito al Servicio de Atención al Cliente de la aseguradora, vas a tardar tres años.

Conclusión

La diferencia básica entre una buena aseguradora y una mala es que con la buena tardarás unos dos meses en cobrar y con la mala necesitarás contratar a profesionales (peritos, abogados y procuradores buenos) para que la fuercen a pagar y tardarás un montón de tiempo en ver el dinero a parte de gastarte tus ahorros en profesionales.

Por lo tanto, antes de contratar un seguro consulta Rankiseguros y las opiniones de los usuarios. Y si te decides por una de las poco recomendables o peligrosas sabrás que asumiste de entrada lo que había. Por tanto no valdrá la pena quejarse.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *